Frenar con motor ¿sabes cómo?

Frenar con motor es la mejor manera de reducir tu velocidad en una pendiente, pues con ello no dañamos las balatas y evitamos el riesgo de perder los frenos. No hay mejor forma de hacerlo y con ello alargamos la vida útil de nuestro auto. Así es que seria bueno pongas atención a las siguientes recomendaciones:

1. Cuando llegas a una pendiente prolongada y necesitas bajar tu velocidad, lo primero que debes hacer es desacelerar, es decir levantar el pie del pedal y dejar que el auto ruede con la velocidad que lleva por inercia. ¡Cuidado! Nunca quites ninguna velocidad ni pases a punto muerto -nunca hagas esto por ahorrar “combustible”, pues pierdes tracción y control sobre el vehículo- con lo anterior dejas que el motor entre estado ralentí (revoluciones mínimas de operación). Notarás que tu auto limita por si mismo su velocidad sin acelerarse demás, manteniendo una misma velocidad, sin sobre revolucionarse demasiado.

2. Si quieres bajar más de velocidad lo que tienes que hacer aquí, es ir cambiando de velocidad a una más baja. Es decir, si vas en quinta velocidad has el cambio a cuarta, si ves que con ello el auto reduce de velocidad y no necesitas disminuir más ahí mantenlo, de lo contrario baja a la siguiente, tercera, con ello percibirás que reducirás la velocidad notablemente; y si aún así no fuera suficiente ve cambiando de velocidad a segunda, o a primera ya en caso muy extremo pues es a vuelta de rueda.
En este punto es importante advertir que notarás que el auto se va revolucionar mucho cada vez que hagas un cambio hacia abajo, no te asustes, solo que debes vigilar que no pases el límite máximo de rpm, pues lo que estás haciendo es obligar a la máquina a entrar en una velocidad menor de la que lleva el vehículo.
Es necesario aclarar que cuando vayas bajando de velocidad lo hagas según se requiera, es decir, si necesitas frenar rápido hagas los cambios seguidos de uno en uno -secuencialmente siempre. Si no es necesario, deja que cada velocidad trabaje reduciendo la velocidad hasta donde se requiera.

3. Al momento de reducir velocidad frenando con motor, nunca tengas miedo de usar los frenos, hazlo si es necesario. Pero no te pegues a ellos, dale preferencia a frenar con motor, con ello no desgastas los frenos, ni quemas balatas y no aumentas el riesgo de quedarte sin ellos.

4. Por último si tienes un auto con transmisión automática tienes que hacer lo mismo que te señalamos anteriormente, al ir en Drive en pendiente, suelta el acelerador deja que la caja y el motor hagan su trabajo, para ello fueron creados, deja que entre en ralentí para disminuir velocidad. Si requieres reducir más tu velocidad, cambia a tercera o la velocidad menor que venga especificada en la palanca de velocidades, hazlo sucesivamente según lo necesites como también aclaramos antes.
Es recomendable leas el manual de tu automóvil para conocer bien cuales son los pasos a seguir.

frenar-con-motor