Los Puntos Ciegos del Auto y Como Evitarlos

Todos hemos escuchado hablar de él y en algún momento ese famoso “punto ciego” nos ha provocado uno que otro susto, debido a los autos que literalmente se ocultan en los carriles laterales y pueden causar accidentes graves.

Un estudio denominado “Los Principales Errores al Conducir”, detectó que la falla más común se da al realizar el cambio de carril, lo que compromete la seguridad de los ocupantes de ambos vehículos.
De acuerdo a esta investigación, 23% de los conductores no realizan la maniobra de forma adecuada, esto es, observar los espejos laterales al incorporarse al otro carril, previo aviso de las luces direccionales.

Esta es una clara muestra de que la mayoría de los automovilistas desconocen los puntos ciegos de su vehículo; lo cual se suma al incorrecto ajuste del espejo retrovisor y los laterales.

¿Qué son los puntos ciegos y dónde se ubican?

Vayamos por partes y antes de proseguir aclaremos que los puntos ciegos son áreas alrededor del vehículo que no pueden ser observadas de forma directa por el conductor.

¿Dónde se ubican? Los puntos ciegos se generan con los postes del marco del parabrisas (A), postes centrales (B) y costados superiores traseros (C). Estas importantes partes de la carrocería son las que precisamente obstruyen la visualización clara del entorno al conductor.

De hecho, el poste del marco del parabrisas izquierdo, el cual queda más próximo a la visión del conductor, es el que reduce el campo de visión hasta 15 grados, por la pérdida de la visión de un globo ocular. Esto es suficiente para ocultar a una persona o un vehículo.

El campo de visión de un ser humano es de casi 180 grados de forma horizontal y de 100 grados de forma vertical. De esta forma, desde la posición del conductor sólo se cuenta con la visión hacia adelante y hacia los laterales del vehículo; estás áreas son las que sólo vería el conductor sin el apoyo de los espejos.

Rear-view_mirror

Los espejos ofrecen una mayor visualización del entorno y disminuyen los puntos ciegos. Los laterales sirven para observar los ángulos izquierdo y derecho sobre el sentido de circulación, siempre y cuando se acomoden de manera adecuada. Es de suma importancia utilizarlos antes de realizar la maniobra de cambio de carril.
Para poder sacarle el mayor provecho a los espejos laterales es importante seguir los siguientes tips:

• Ajustarlos antes de la conducción.
• Mover la cabeza ligeramente a la izquierda mirando el espejo lateral
• El espejo izquierdo debe reflejar ligeramente el borde derecho hasta la parte posterior de la carrocería del vehículo.
• El área restante del espejo debe reflejar a los autos y el carril de ese lado.
• Repite el mismo proceso con el espejo derecho
• El espejo retrovisor, por su parte, nos ayuda a visualizar la parte posterior del entorno mientras circulamos y, reduce los puntos ciegos al realizar las maniobras en reversa.
• Su correcto ajuste debe permitir observar el medallón completo.

¿Cómo evitar los puntos ciegos?

• Antes de hacer alguna maniobra, observa los espejos y, de ser posible, echa una rápida ojeada volteando la cabeza.
• Procura no conducir por el punto ciego de otros vehículos como los camiones.
• Observa los espejos constantemente.
• Cuando efectúes un rebase o un adelantamiento asegúrate no ubicarte en el punto ciego del otro automovilista.
• Los espejos siempre deben encontrarse limpios y sin grietas u otros elementos que dificulten la visibilidad.
• En caso de colocar protecciones antirrobo, verifica que estas no obstruyan la visibilidad.
• Con los puntos arriba mencionados y la precaución debida, seguramente tus viajes en auto serán mucho más seguras.

fuente: Autoproyecto