10 consejos para incrementar el valor de tu coche

¿Quieres comprar un coche nuevo y necesitas por tanto vender el tuyo primero?

Si estás en pleno proceso de búsqueda de coche nuevo seguro que tendrás primero que vender el tuyo. No hace falta que gastes mucho para que tu actual coche mejore en todos los sentidos y puedas pedir por él el máximo dinero posible y sobre todo, al menos el que te corresponde oficialmente.

faq

1.- Lávalo y revisa su interior

Si puedes, a mano y poniendo tus cinco sentidos. Repasa con un paño de microfribra toda la carrocería sin olvidar limpiar el quicio de las puertas, incluyendo la zona de las bisagras. También repasa bien las llantas con productos específicos y asegúrate del buen estado de las ruedas: tardarás apenas media hora y te gastarás menos de 100 pesos. Luego coge una aspiradora, limpiacristales y algún producto para limpiar bien los plásticos, sin olvidarte tampoco de repasar bien el maletero. El trabajo debe incluir las tapicerías.

2- Dedícate a mini-reparaciones

Una vez a punto estéticamente, métete con la carrocería. Puede que algún detalle requiera la intervención de un hojalatero profesional (te resultará obviamente mucho más caro, claro), pero es muy probable que hayas encontrado tallones en los parachoques, rayones, incluso algún pequeño daño en las puertas por golpes contra las paredes… En estos casos, no desesperes. Echa mano del bote de polish, una solución rápida, barata y casi milagrosa con muchos pequeños tallones. ¿Y si no basta? Busca en tu coche entonces la referencia de la pintura y con ella, compra un pincel de retoque en el concesionario, aunque también puedes dar con ellos en las tiendas del ramo. Fundamental que sea exactamente el mismo color, incluso por apagada que ya esté la carrocería. También que incluya barniz, porque si no la pintura durará hasta que lo vuelvas a lavar… En menos de una hora, y a un precio de entre 100 y 500 pesos, lo tendrás a punto.

3.- Hay detalles que marcan diferencias

Siguiente paso: hay desgastes derivados del uso del coche que no puedes controlar, como el del volante o la palanca de cambios. Pero sí puedes cuidar algunos detalles para no devaluar el coche. Te aconsejamos que, si tu volante es de cuero y está desgastado, lo retapices (unos 1000 pesos). Y también que sustituyas las gomas de los pedales, que apenas cuestan unos 300 pesos el juego. El resultado es espectacular, incluso buscando unos tapetes nuevos: las más costosas cuestan unos 1200 pesos.

4.- Cambia las plumas y vigila las gomas

Llegó la hora aunque haga días que no llueve. Sustituye por fin las gomas limpiaparabrisas y repasa que los eyectores funcionen como deben. Con una aguja podrás liberar las típicas pequeñas obstrucciones, incluso redirigirlos. Revisa también cuál es el estado de las gomas que sellan las puertas contra la carrocería y si hay alguna rota, sustitúyela. No son caras, se desmontan y montan fácilmente y con ellas puedes evitar muchos ruidos aerodinámicos. En 10 minutos y por menos de 200 pesos tendrás esta etapa completada.

5.- No olvides revisar las focos

Puede que no hayas reparado en ello, pero asegúrate de que las luces de tu coche iluminen de forma correcta. A tus faros librarlos de esas impurezas, sale hoy auténticamente barato y cuando se pulen (puede hacerlo un profesional, pero también puedes adquirir tú todo lo necesario por muy poco en cualquier tienda de accesorios o supermercado especializado), quedan muy bien y te permitirán ver mucho más lejos. En apenas una hora y por unos 200 pesos por faro, pasarás al punto 6.

6.- Repasa las lunas

Otro aspecto a revisar: el parabrisas. Debe estar en perfecto estado y, si tienes una grieta en la luna, por mínima que sea es mejor que la cambies por una homologada por la marca o por la misma que se monta en fábrica. El daño si no irá a más y el comprador lo sabe.

7.- Ojo a los cinturones

Toca revisar ya el correcto estado de los cinturones de seguridad. Endereza la cinta, límpiala con jabón neutro y al estar seca, aplícale un lubricante de silicona para que al recogerlos, corran con facilidad. Ni mancha ni gotea. Este producto puede usarse en cualquier pieza que suene a carcacha vieja. En apenas una hora y por 50 pesos, tarea resuelta.

8.- Busca las mejores piezas

Revisa y repasa el estado de los interruptores, mandos, viseras o cualquier otro elemento del salpicadero que acuse ya el exceso de uso. Busca la referencia y busca la pieza nueva en tu tienda de recambios. Te garantizarás así un espectacular lavado de cara al coche y la garantía de que todas las piezas funcionan correctamente.

9.- Cuidado con las llaves y la documentación

Ojo: es común olvidar dónde se han guardado las llaves de repuesto e incluso puede que las hayas perdido. Pero si estás pendiente, al vender tu coche presenta los dos juegos y valdrá entre 1000 y 1500 pesos más, dependiendo del segmento. Además, como hayas cuidado la documentación también dirá mucho del coche. Si la ficha técnica, el libro de mantenimiento y el permiso de circulación están en buen estado, te vas a evitar que el comprador te exija duplicados, ahorrándote 1500 pesos, segúrate también de que el libro de instrucciones esté localizado.

10.- Entra a un cotizador en línea puedes valorar de forma gratuita tu coche usado antes de ponerlo a la venta